Blog de Antón

opiniones personales entre 2 ríos… turismo y más.


Deja un comentario

Otro Viveiro (o #ViveiroTurismo v.5)

Existe un Viveiro desconocido. Un Viveiro lleno de leyendas y de historia.pastor_diaz

Con motivo de la Semana Santa de Viveiro se están realizando unas visitas guiadas al centro histórico de la mano del guía Suso Martínez. Descubrí a Suso por casualidad en algún programa de la televisión de Galicia y me fascinó la forma de transmitir que tiene. Kilt incluido si hace falta. Nada que ver con la “linea plana” de muchos guías. Sigue leyendo


Deja un comentario

Ruta por Viveiro

Esta ruta nos llevará por Viveiro, su ría y por el valle del río Landro. Es decir, nuestro entorno más próximo. Muchos de los lugares se pueden visitar andando.

Este es el mapa.

Empezaremos esta ruta por Chavín, aquí cerca de Casa do Batán, donde podremos visitar el Pozo da Ferida y Souto da Retorta.

Tanto a uno como a otro podremos ir en coche o a pie. La cascada del pozo da Ferida se encuentra a 6,5 kms.  y el Souto da Retorta, que es Monumento Natural, a 1,5 kms. En el Souto da Retorta aparte de poder disfrutar del entorno que nos ofrece  el río Landro podremos admirar el tamaño del que dicen eucalipto más alto de Europa, o Avó.

Abandonamos Chavín y es el momento ideal para conocer la Iglesia de San Pedro. Románica, originaria del S. VI  y la más antigua de toda la zona.

Para conocer  bien el valle del Landro, lo mejor es  visitar el mirador del Monte Castelo. Para llegar a él tendremos que circular unos kilometros por la Lu-540 dirección Lugo y en el límite con el ayuntamiento de Ourol desviarnos por una pista forestal que lleva hasta el mirador y hasta la capilla. Aunque el acceso no es muy cómodo merece la pena subir hasta él para disfrutar plenamente de la mejores vistas del valle del Landro.

Antes de dirigirnos a Viveiro podemos recorrer  el paseo fluvial del Landro. Un agradable y fácil paseo en el que podremos acompañar al río Landro en sus últimos kilómetros antes de llegar a Viveiro. (Longitud  del paseo: unos 2,8 kms). Desde el mismo paseo podremos desviarnos unos metros para visitar el Monasterio de Valdeflores.

Para disfrutar de las mejores estampas de la ría, aparte de visitar cualquiera de sus playas, lo mejor es visitar 3 puntos clave:

Área Etnográfica de A Insua

mirador de Monte Faro

y mirador de Monte San RoqueY para terminar la ruta nada mejor que descubrir el centro histórico de Viveiro:  los restos de las  murallas, sus iglesias, a ponte da Misericordia, sus  galerías o sus calles. Y como no, su rica gastronomía.


2 comentarios

De ruta por… a Mariña Lucense

En esta ruta os mostraremos los mejores rincones para disfrutar de buena parte de  a Mariña lucense.

Una ruta cómoda para hacer en un día y que abarca desde Viveiro hasta Ribadeo. Esta ruta estará marcada por el horario de la marea baja, ya que al estar incluida en la ruta la playa de las Catedrales (solo visitable con marea baja), tendremos que adaptarnos a ella.  En la tabla de mareas hay que mirar la correspondiente a la ría de Foz y ya está en hora local.

Disfrutaremos de monumentos naturales creados por la naturaleza, de basílicas prerrománicas, conjuntos histórico artísticos, restos de poblados celtas, fábricas de loza o retos de fundiciones, entre otras cosas.

Empezamos…

El mapa es este:

Ver mapa más grande con todos los puntos de interés y las mejores carreteras para moverse, así como todos los enlaces necesarios para no perderse nada.

Si partimos desde Casa do Batán por la costa y volvemos por el interior, el primer destino será la costa de Xove. Aquí podremos disfrutar de la playa de Esteiro, el Faro de Punta Roncadoira o de la belleza de Portocelo.

Continuando hacia el este veremos el desvio hacia San Cibrao, la península de la Paz. Pueblecito marinero, entre dos playas y la atalaya con el faro. San cibrao va unido a Os Farallons y la popular fiesta de A Maruxaina.

A continuación tenemos el desvío a Sargadelos, famoso por su fábrica de cerámica

Aparte de poder visitar la fábrica de loza y de poder ver todo el proceso de fabricación, también podemos ver la Casa de la Administración, el Pazo Residencial y los restos de la Real Fábrica de Fundición, los primeros altos hornos de España en funcionar con carbón vegetal.

Paralelo al canal de agua que abastecía el complejo se encuentra un bonito paseo llamado “El Paseo de los Enamorados

Pasando Burela, donde podemos visitar su puerto pesquero, nos dirigimos dirección Foz.

En Fazouro veremos el desvío que nos lleva al Castro Celta de Fazouro.  Los restos de un pequeño castro situado sobre el acantilado al lado de la playa de Arealonga.

En Foz, donde  podemos disfrutar de sus espléndidas playas, tenemos la carretera que nos lleva hasta la Basílica de San Martiño de Mondoñedo. Declarada monumento nacional es una joya arquitectónica que nadie debe perderse. Con elementos prerrománicos y románicos fue la primera catedral, en funcionar como tal, de España y del sur de Europa.

Y desde aquí ya nos dirigimos a uno de los destinos más visitados de toda Galicia, la Playa de las Catedrales.

Monumento natural, de obligada visita, creado por la fuerza del mar sobre la roca. Como ya comentamos antes, se debe visitar siempre cuando coincide la marea baja si se quiere bajar a la playa.

La belleza de un pequeño pueblo marinero llamado Rinlo será nuestra parada antes de Ribadeo. En Ribadeo aparte de su centro, declarado conjunto histórico artístico, merece la pena acercarse paseando hasta el faro de Illa Pancha por el paseo que bordea la ría.

Volviendo sobre nuestro pasos, camino de Mondoñedo, haremos parada en Lourenzá, donde podemos visitar o Museo da Faba (del haba) y el Monasterio de San Salvador.

Y por fin Mondoñedo. Una de las 7 capitales del antiguo Reino de Galicia.  También es conjunto histórico artístico y aparte de poder contemplar tranquilamente la vida de la plaza de la Catedral, junto a Cunqueiro…

no debemos perdernos un paseo por su entramado medieval, a Fonte Vella, el barrio de Os Muiños o a Ponte do Pasatempo.

Los más aventureros no deben perderse la visita a las Cuevas do Rei Cintolo (para ello contactar o informarse previamente  en el ayuntamiento).

Ya camino de vuelta a Casa do Batán por el interior, en Alfoz, sobre una pequeña loma, la Fortaleza del Mariscal Pardo de Cela y un poquito más abajo Finca Galea, donde podemos visitar el Museo del Agua.

Una ruta variada y salpicada de naturaleza, arte, cultura e historia.

——

Tanto esta ruta como cualquiera de las que tenemos desde Casa do Batán, las puedes ver en Google Maps o descargar en PDF en la columna de la derecha en el apartado Mapas.


8 comentarios

De ruta por… Ortegal

Coger en Viveiro dirección Ferrol por la costa y perderse por cualquiera de sus desvíos, es una aventura y es un lujo. Enormes playas o pequeñas calas solitarias de blanca arena, miradores imposibles, acantilados que no tienen fin, faros perdidos en cabos escondidos entre brumas, santuarios que conservan tradiciones pasadas, pueblos que no han perdido su alma… así es esta costa.  Nuestros huéspedes ya la conocen, ahora os la enseñamos visualmente a todos.

Le llamaremos la ruta de Ortegal ya que aunque se desarrolla en una parte por la provincia de  Lugo, A Mariña lucense, la mayor parte se desarrolla por la comarca del Ortegal, la comarca Secreta.

Este es el mapa…

Lo podéis ver más grande. Van señalizadas todas las carreteras para moverse cómodamente y los puntos de interés con una pequeña explicación y un enlace con más información.

De todas formas vamos hacer el recorrido visualmente….

Nuestra recomendación siempre es empezar por el punto más lejano. Así que nos vamos a Cedeira. Donde no debemos dejar de visitar su puerto y su parte antigua. La playa de la Magdalena siempre merece una visita.

Desde Cedeira sale la carretera que va al faro de Punta Candieira y en ella veremos el desvío que nos lleva a San Antón de Corveiro. Una capilla en el acantilado sobre la boca de la ría…

Después seguimos hasta Punta Candieira, con unas vistas y un paisaje extraordinario.

Tenemos que volver a Cedeira y buscamos la carretera que nos lleva  a San Andrés de Teixido.

Llegando a San Andrés, veremos en una curva que aparece el mar a nuestra izquierda y que hay unas antenas de tv. Ahí nos pararemos, ya que tendremos la mejor vista de San Andrés y al fondo los acantilados y serra da Capelada…

é

Y ya podemos bajar hasta San Andrés. Recuerda que “A San Andrés  de Teixido vai de morto o que non foi de vivo“.

Continuamos ruta por la carretera, siempre paralelos al mar y llegaremos a un punto que es el más alto del recorrido: A Capelada.

En ese punto, entre parque eólicos, veremos entre la carretera y el mar una estructura de piedra, como una casita. Esa es a Garita de Herbeira. Nos acercamos hasta ella y podremos disfrutar de las vistas sobre los acantilados más altos de Europa. 613 metros sobre  el nivel del mar, con una pendiente superior al 80 %…

Continuamos la ruta y veremos que entre un pinar hay un cruce de carreteras asfaltadas, cogemos la de la derecha y nos llevará al Mirador de Miranda desde donde podremos divisar toda la ría de Ortigueira, Cariño y toda la costa de Espasante y Picón hasta Estaca de Bares . Este mirador es el  gran desconocido,  con unas vistas inolvidables…

Volvemos sobre nuestros “pasos” hasta el cruce y continuamos de frente. Iremos directamente hasta Cabo Ortegal. En el camino veremos los miradores de o Limo con buenas vistas de Cariño y la ría de Ortigueira.

Cabo Ortegal es único. Hay que verlo…

Desde ahí nos dirigimos hacía Cariño, pueblo marinero y conservero.

Volvemos dirección Ortigueira por Ponte Mera. Una vez en Ortigueira nos podemos desviar hasta la playa de Morouzos.

Volviendo hacia Viveiro veremos el desvío hacia Espasante. Pueblecito marinero, con dos playas y una atalaya con unas vistas preciosas…

Continuando hacia Viveiro, en Loiba, veremos un desvío a Picón. Seguimos las indicaciones y llegaremos a uno de los rincones más bonitos del trayecto: los acantilados y la playa de Picón…

Volvemos a Loiba y seguimos hasta o Barqueiro. En o Barqueiro tenemos el desvío que nos lleva a la playa de Esteiro, paraíso de surfistas, y otra que nos lleva a Bares. En  Bares veremos los desvíos que nos llevan al Semáforo de Bares (un mirador privilegiado de toda la costa norte gallega), al Porto de Bares (coqueto pueblo con una playa espléndida y un dique en el puerto del S. VII a.d.c. de los fenicios) y al faro y Cabo de Estaca de Bares. El punto más septentrional de la península…

Volvemos hasta o Barqueiro, donde veremos la bajada a Porto do Barqueiro. Personalmente uno de los pueblos marineros más bonitos. También conocido como el “Cudillero gallego” por su parecido con el pueblo asturiano… Vosotros diréis…

Camino ya de Viveiro en O Vicedo tenemos el desvío a Morgallón, desde donde sale la ruta PR-G8, en el entorno del río Sor, y también veremos los accesos a la playa de Xilloi (con el Puerto de Bares al fondo),  la playa de San Román o Area Grande y a la playa de Abrela…

Y después de un jornada así,  Casa do Batán podría ser una buena opción para descansar ¿no?.

Por cierto, no nos hemos olvidado… pero las recomendaciones gastronómicas solo para nuestros huéspedes…. 😉

Si tenéis opción de disfrutar de esta ruta, hacedlo. Os gustará !!!.

———

Tanto esta ruta como cualquiera de las que tenemos desde Casa do Batán, las puedes ver en Google Maps o descargar en PDF en la columna de la derecha en el apartado Mapas.


Deja un comentario

Viveiro y su Semana Santa

Viveiro, con un casco antiguo declarado conjunto histórico-artístico, es un bello pueblo de la costa de Lugo.

Su desarrollo económico  y su configuración urbana procede del medievo. Calles estrechas y gremiales (por ejemplo: calle de la zapatería o la de la pescadería),  rodeadas por una muralla con seis puertas. De todo esto solo se conserva en la actualidad el trazado de sus calles y tres de las seis puertas.

Viveiro aparte de su casco antiguo tiene mil y una visitas que merecen la pena.

Los miradores de Monte Faro y A Insua,  situados en ambos margenes de la boca de la ría, merecen una visita por sus vistas.  Así como los miradores de San Roque o Monte Castelo desde donde también podrás divisar  Viveiro y el valle del río Landro.

Más hacia el interior, a un paso de Casa do Batán, encontrarás rincones en los que merece la pena perderse un par de horas y disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Sus playas de arena blanca y fina, sus paseos fluviales o sus fiestas tradicionales como la “rapa das Bestas” o el “Naseiro” son otras de las razones para visitar Viveiro. Y si hablamos de gastronomía, ya de por sí es razón más que suficiente para visitarlo.

Su situación,  en el centro de la costa norte de Galicia,  hacen que sea el lugar ideal para conocerla sin hacer muchos kilómetros.  A menos de una hora está la playa de la Catedrales, San Martiño de MondoñedoMondoñedo, Sargadelos, San Andres de Teixido, la garita de Herbeira, los cabos de Estaca de Bares y Ortegal o cualquier otro rincón menos turístico, pero no menos bello.

Para los más aventureros a menos de dos horas está  Santiago de Compostela, A Coruña o Lugo  y en Asturias: Luarca, Cudillero, Taramundi, etc, etc

Y si de Semana Santa hablamos, la de Viveiro, merece y mucho la pena. Declarada de Interes Turístico Nacional está considerada como de las mejores de Galicia por su antigüedad y por el valor y riqueza  de su imaginería. Algunas de ellas articuladas, como la del Encuentro.

Su desarrollo por las calles del casco antiguo hacen que sea imposible no sentir su recogimiento o fervor.

Esta son muchas de las razones por las que merece, siempre, hacer una escapadita a este bello rincón de Galicia.

O también pueden ser la mejor disculpa para disfrutar de Casa do Batán.


2 comentarios

Abrimos el libro

Un año más abrimos nuestro libro. Y con él, la puertas de nuestro hotelito tras el parón invernal.

Durante estas semanas, tras la anulación del Autobús de los Sentido, hemos viajado por nuestra cuenta intentando aprender algo. Hemos dormido tras cristales sobre el Atlántico, en celdas de antiguos monasterios o nos hemos duchado con “gardenias”…. mientras soñamos con reiniciar el viaje a finales de año.

Como cada año hemos vuelto a renovar parte de nuestras estancias, bueno, alguna de ellas con renovación “forzada” tras la riada del mes de enero. Hemos destapado el maravilloso paisaje que nos rodea y hemos escondido todo aquello que non impedía disfrutar de cada espacio.  Un mismo espacio con muy distintas sensaciones.

Abrimos el libro en este día casi primaveral y nos seguimos sintiendo privilegiados de ser cómplices de tantos sentimientos, historias y sensaciones. Y pasamos las hojas hasta descubrir una en blanco. Esto significa que  es hora de empezar, perdón,  de continuar.

Cada año somo más conscientes de lo importante que son las vacaciones y de la responsabilidad que supone que elijan tu pequeño hotelito para disfrutarlas. Por ello nos parece honesto devolver un poco de toda esa gratitud. Por ello, anualmente, haremos un sorteo de 2 noches entre todos aquellos que por aquí paséis, si ademas habéis dejado vuestra opinión en algún portal de internet añadiremos una noche al premio y si a mayores eres “repetidor” y ya has estado anteriormente en Casa do Batán, pues entonces añadiremos otra noche más. Además podrás disfrutar del premio o regalarlo, bien  en Casa do Batán, bien en cualquiera de los alojamientos que pertenecen al clúster “La Ruina habitada”.

Hace 92 años, aquí en el Batán, nacía la madre de uno de los huéspedes que hoy llegaron.  Residentes en Barcelona hicieron la reserva sin conocer ese dato y hoy dedican el día a recabar información. Con ese sorpresa, al descubrir un poquito más de historia de este lugar, arrancamos…

Es hora de pasar de “ideas” a los hechos.


5 comentarios

Una ruina, 6 años de trabajo y…en la Ruina

Al principio fue la ruina.

Todo empezó, hace bastante más de 6 años,  cuando esto que veis en la foto quisimos que fuese nuestro sueño, nuestra aventura y nuestra vida.

Soñábamos con un alojamiento pequeño de tamaño pero grande de humanidad. Humilde, sencillo, distinto y un pelín anárquico.  Queríamos romper un poco con lo que por aquí veíamos e  ir un poco a nuestro aire.

Sin ningún referente y sin ninguna experiencia en el sector nos embarcamos, con más ganas que sentido,  en tres largos, complicados, duros e intensos años de trabajo. Va para 6 años en que la ruina de la foto  se convertía en Casa do Batán.

A continuación vino el trabajo.

Hacemos un flashback…  y es recordar abrir un negocio  con luz de obra (y continuamos), trabajar sin linea telefónica, no tener web ni correo electrónico, ver las estancias de la casa vacías, simplemente con lo mínimo. Es recordar los nervios al recibir los primeros y segundos (y bastantes más) huéspedes, el caos de dos personas preparando los desayunos, el miedo a lo desconocido,  y tantas cosas.

El tiempo, el trabajo y  las personas han sido nuestros maestros canteros que al igual que  en la foto han conseguido darle forma,  color y vida a lo que era una ruina.

Internet y el viajar de una forma distinta fue nuestra revolución.

Pasamos de tener un pequeño y humilde alojamiento, perdido en una esquina de mapa, con el que te dispones a vivir de una manera distinta tu vida a empezar a ser bombardeado por mil ideas….

Descubrimos páginas como Notodohoteles y a misteriosos personajes como Fernando Gallardo, al que nadie conoce, que nos hace ver la hotelería de otra forma.  Lo seguimos en su blog, vemos  el perfil de los hoteles de su web y de repente queremos estar ahí. Desconocemos sus baremos o niveles de exigencia pero nos gusta “el cliente misterioso”, como la mejor forma de que cada día nuestro trabajo sea el mejor y mejorable. Al final estamos en Notodohoteles, pero soñar con que nos visitase algún día el tal Fernando Gallardo, no dejaba de ser eso, un sueño.

Desde un primer momento apostamos por la calidad y por la función crítica de los clientes. Queremos que opinen, que lo expresen públicamente como nuestra mejor dosis de motivación. Queremos tener retos diarios y no estancarnos..

También descubrimos pQliar, una pequeña empresa gallega que apuesta, como dice su palabra, por la peculiaridad y con unos ideas muy claras de lo que es y lo que debe de ser el turismo.

Al final nos damos cuenta que no llega “dar lo que te gustaría recibir”, que tenemos  que ir más allá. Que no es cuestión de Qs o espigas, si no de ofrecer calidad y diferenciación. La estandarización nos anula y nos hace comunes.  No es cuestión de bajar (por no decir tirar) los precios, tendremos que buscar formulas para apostar por la calidad y mejora de los  servicios. Tenemos que ser capaces de ofrecer algo diferente, distinto. Ya no queremos que nuestros huéspedes estén como en casa  o mejor que en casa. Tenemos que conseguir que aquí estén y sientan algo completamente diferente. Hacia eso vamos….

Y todo eso lo vamos descubriendo  al entrar en contacto con gente que tiene la misma motivación que tú, que va en la misma dirección. Sin internet y las redes sociales estaríamos abocados a morir lentamente en nuestra esquinita del mapa. El uso de las redes sociales reconvierten la soledad del hotelero en una mesa redonda repleta de gente con ideas y proyectos. Y cuando entre tantos hay una sabia mente que nos puede llevar a La Ruina pues nos dejamos llevar encantados.

Y al final acabamos en La Ruina

La Ruina Habitada no solo es la vivienda de Fernando Gallardo y un boom arquitectónico a nivel internacional. Es el germen de una nueva arquitectura, de los sentidos, y en este caso aplicada a la hostelería.

Ha sido el lugar de reunión y debate de jornadas hoteleras en pequeños grupos en los últimos años. Un lugar de expresión, comunicación y diálogo sobre el futuro de este sector.

Todo esto, iniciado en pequeñas dosis, ha ido a más y de ahí  salen las jornadas de Jávea, en el pasado marzo,  y la que tenemos esta próxima semana en Solares.

Aparte de un foro de debate y un clúster de innovación hotelera que se acaba de crear, ambos con el  nombre de La Ruina Habitada.

Casa do Batán será una Ruina oficialmente el próximo lunes en Solares.

Por cierto, los sueños a veces se hacen realidad.